XXX » Jovencitas » Una morrita fresa se puso bien cachonda cuando el novio le frotó la panocha. ¡La golosa conoció la verga en carne propia!

Una morrita fresa se puso bien cachonda cuando el novio le frotó la panocha. ¡La golosa conoció la verga en carne propia!

8 min
Descripción

Cuando el novio metió los dedos en la panochita rosa de su novia, sintió que ella moría de ganas por una verga. Era una tarde cualquiera y los novios fueron a dar una vuelta al parque. Sin embargo, el joven experimentaba intensos ardores en el pito al mirar el culito redondo de su novia. Por esta razón, el cabrón no pudo contenerse y deslizó su mano entre las piernas carnosas de la morrita. Ella sintió que todos los vellos de la piel se erizaron, ¡qué deliciosos se sentían los dedos en su concha! Por su parte, el novio continuaba escarbando la vagina hasta que abundantes fluidos empaparon toda su mano. Sin duda alguna era el momento de meterle la verga. De este modo, el joven llevó a la chavita a su habitación y ahí le reventó la pucha por primera vez. El joven gozaba desenfrenadamente de una virgencita. ¡Hasta se vino en su cara!