XXX » Gordibuenas > “Un pinche culote como este nunca lo has visto, mucho menos lo has tenido exprimiendo tu verga”. Dijo un compadre.

4 min
Descripción

Aquella tarde, después de pegar los tabiques de un muro, los albañiles platicaban. Uno de ellos mostraba el culo de su mujer, un pedorro espectacular, y presumía que quera exclusivo para él. Sin embargo, el amigo se reía y se acordaba que ayer le había retacado la macana a la vieja culona esa. Tras compartir mensajes cachondos en el celular, la mujer infiel recibió al amigo de su marido en la choza. Como toda una puta, se arrodilló y se tragó el camote entero. Mientras ella se consagraba a realizar una santa mamada, el albañil se engolosinaba con el pinche culazo de elefante. Soportando los salvajes lengüetazos, el viejo guarro le llenaba el culo de aceite, ¡puto lujurioso cachondo! Cuando las brutales nalgas estuvieron brillantes, la señora trepó sobre el camote, que parecía diminuto ante su culo gigante. Mientras la ruca puta brincaba en el chile, sus nalgas aplaudían estrepitosamente.