XXX » Cogidas » Un morro chairo de Iztapalapa se chingó a una flaquita que le gusta mamar la verga, ella así se rebela al sistema.

Un morro chairo de Iztapalapa se chingó a una flaquita que le gusta mamar la verga, ella así se rebela al sistema.

13 min
Descripción

Los padres de Hermenegilda le prohibieron ver a su amigo chairo, un porro que tiene ideas comunistas. Sin embargo, ella está profundamente enamorada de la descomunal verga del piojoso. Así que ayer aprovechó la ausencia de sus padres, metiendo de contrabando al izquierdista. Luego de platicar un rato en la sala, el compañero socialista se bajó los pantalones y mostró su enorme maso. Aquella verga era excepcionalmente grande, además debajo de ella colgaban dos testículos del tamaño de manzanas. Por esta razón, la morrita puta anda con comunistas vergudos. Así que sin perder tiempo, la rubia apretó el camote con sus dos manos y lo mamó como ramera. Después liberó el musculoso miembro, que escurría de saliva viscosa. Ahora, la muchachita se quitó la tanga empapada y se recostó en el sillón. Luego abrió las delgadas piernas y se picó la rosada vagina. ¡Cógeme como la putita burgués que soy!