XXX » Morritas XXX » “Si no me mamas el panocho, no me prendo”, dijo la prima y siguieron con el incesto antes que llegara el marido de ella.

“Si no me mamas el panocho, no me prendo”, dijo la prima y siguieron con el incesto antes que llegara el marido de ella.

7 min
Descripción

Anita escuchó ruidos en la sala, así que tomó un bate y fue a revisar. Para su sorpresa se trataba de su primo. Ante las preguntas de ella, el intruso le dijo que quería volver a coger con ella como antes. Después de pensarlo un poco, ella se acercó al primo y lo tomó de las manos. Luego colocó las manos de este sobre su gordo trasero. –Está bien, pero será la última vez. Así fue como ambos se dirigieron a la habitación. Una vez en la cama comenzaron con la cachondería: él lamía las blancas tetas, mientas recorría con sus dedos aquel culo. Por su parte, la prima jalaba y apretaba el camote del pariente. Sin embargo, ella no se sentía caliente. –Necesito que me mames el panocho, sólo de este modo me pongo caliente. Dijo ella. Sin hacer más preguntas, el primo le hizo la mejor mamada de su vida. Sólo entonces, el coño se lubricó y él pudo gozar de los sentones que daba su prima sobre el pene erecto.