XXX » Morritas XXX > Si me lames el panocho, tendrás que cogerme duro. Pero si me coges duro, tendrás que reventarme el culo.

11 min 132 Visitas
Descripción

Hoy en día está de moda el sexo anal, no hay hembra que no se derrita ante un falo en el recto. Una gordibuena de piernas frondosas le advirtió a su amigo que ella es una ramera en la cama. Pero el compañero creía que bromeaba y que le daría orgasmos fácilmente. De este modo, la gorda chichona estaba abierta de patas en la cama. Algunas gotas de fluidos vaginales caían en el cobertor. Sin embargo, el amigo no paraba de mover la lengua alrededor del inflamado clítoris. Cunado creyó que era suficiente, procedió a enchufarla por la pantufla. Como un globo, la vagina sabrosa se hinchó al recibir el palo. Debido a las embestidas, todas las carnes el zangoloteaban, sobre todos sus tetas. Ahora bien, la fiebre se apoderó de ella al grado de reclamar una penetración anal. Como el amigo no estaba preparado, sumió el pito en seco: fue doloroso pero ella sonrió.