Pobre morrita no se la acaba con la enorme verga que le metieron en el ano, sin embargo pudo tragársela toda al mamar.
4.031 visitas
Pobre morrita no se la acaba con la enorme verga que le metieron en el ano, sin embargo pudo tragársela toda al mamar.

A esta morrita, chaparrita y flaquita, le tocó echar pata con un wey bien vergudo que la hizo sufrir por el ano. En esta ocasión la morrita conoció a un wey bien vergudo, así que se le antojo coger aunque ella tuviera novio. Sin más el vato al llevó a su casa, donde la encueró y la puso boca abajo en su cama. El pinche vergudo intentó meterle la verga por el culo desde el principio, pero apenas sentía la cabeza entrar en el ojete y ella gritaba. Así que el vato se tuvo que conformar con penetrarla por detrás. Aunque se la estaban cogiendo por la pucha, la morrita sentía el rigor de una verga tan gorda. Luego de un poco de mete y saca, el vergudo la puso de misionero y le levantó las patas. La morra ya tenía la vulva roja, así que esta vez sí se la metió por el culo. ¡La pobre morra se arrepintió de andar de infiel!

Embed