XXX » Morritas XXX » ¡Pero qué delicioso rabo se chingó este wey! Se nota que el cabrón tenía rato sin coger, porque la coge como salvaje.

¡Pero qué delicioso rabo se chingó este wey! Se nota que el cabrón tenía rato sin coger, porque la coge como salvaje.

14 sec
Descripción

Esta gordita tiene una nalgotas espectaculares, claro, con algo de celulitis y estrías pero bien abundantes. Hace un mes empezó a echar pata con un compañero del trabajo, pues el hombre le pareció muy simpático y amable. Pero a la hora de las cogidas se transforma, el hijo de la chingada parece un salvaje cuando es hora de meter el pito. Al vato le gusta andar con mamaditas ni chingaderas previas, el wey pone a su vieja en cuatro patas, con el culote bien levantado como le gusta y se la coge hasta venirse. Hay que escuchar cómo grita la gordita, se nota que la verga que le dan está bien dura y poderosa. Si no fuera porque el cabrón la hace venirse varias veces durante la cogida, ya lo hubiera dejado; pues ella dice que no le gustan los hombres tan violentos. ¿Pero qué tal en su enorme culo?