XXX » Culioneros » ¡Para atascarse! Esta hembra de bronce tiene un pinche culo fuera de serie. El marido la pone de perra y la hace gemir.

¡Para atascarse! Esta hembra de bronce tiene un pinche culo fuera de serie. El marido la pone de perra y la hace gemir.

6 min
Descripción

Después de sentir que el garrote le raspa la pantufla, esta hembra de gigantesco culo se pone a gemir bien chingón. Si esta vieja tiene un culo supremo, su marido tiene una verga de terror. Al principio la señora está empinada en su cama, sacudiendo el culo. Pero a medida que el marido se acerca a la cama, las piernas le empiezan a temblar. La señora ya sabe que el esposo calza grande, así que seguro le va a doler. Sin embargo, el dolor es pasajero, pues la enorme verga del marido la hace delirar de placer. Como dice este macho: “cualquier hembra, hasta más bella o la más buena, se someten como esclavas ante una verga enorme”. La verdad es que su frase queda bien demostrada, ya que le señora suplica por más verga. Ahí está el maduro, agarrando las ricas carnes de la doña y zambullendo el chorizo hasta el fondo.