Par de chilangos andan clavando las verijas ahora que no hay nadie en casa, ya les anda por remojar la brocha.
4.209 visitas
Par de chilangos andan clavando las verijas ahora que no hay nadie en casa, ya les anda por remojar la brocha.

Ahora que la casa está sola, el morro chilango debe aprovechar para ensartar la garrocha en la chocha de su vieja. Por lo general, toda la familia está en casa, desde los hermanos con sus hijos y mujeres, hasta el abuelo y el perico. De tal suerte, el morro no pude echar pata con su novia porque los descubren. Sin embargo, este fin de semana están solos y lo van aprovechar. La morrita está completamente encuerada, acostada boca abajo. A su vez, el novio toma la verga en sus manos y azota el culo carnoso de la mujer. En seguida, decide castigarla un poco y le mete la punta del pito. Ella siente un gran placer, que luego es cortado pues el wey retira el tolete. Una vez más, repite el truco y despierta en ella una bestia ansiosa de fornicar. De tal forma, la novia se lanza contra él, lo domina debajo de ella y monta a su gusto y antojo.

Embed