XXX » Maduras » “Hijo, quiero que me consigas a dos amigos bien mamados y vergudos porque tu padre no me coge y yo necesito verga”.

“Hijo, quiero que me consigas a dos amigos bien mamados y vergudos porque tu padre no me coge y yo necesito verga”.

7 min
Descripción

Como el marido ya no pela a esta madura, le pidió al hijo mayor que le consiguiera dos machos dispuestos a cogerla bien duro. El hijo obediente sabe que una mujer necesita verga constantemente o puede morir por depresión, así que buscó dos buenos machos. En el gimnasio conoció a dos vatos de 30 años, con unas enormes y abultadas vergas que presumían en sus mallones deportivos. Los vatos aceptaron hacerle el favor a la ruca. Así pues, la señora terminó con dos vergas en su cuarto, para ella sola. La muy puta se acomodó en cuatro patas y mamó una verga. “¡La otra verga la quiero por el culo y bien duro!”, gritó la doña. Así estaba la ruca enchufada por la boca y por el culo, gozando como en sus años juveniles de dos vergas para ella sola. Los machos potentes seguían cogiéndola como toros sementales. Todo gracias al hijo.