XXX » Mexicano » Le ganó la calentura, apenas pudo hacerse la tanga a un lado antes que su amante casado le hiciera picadillo el hoyo.

Le ganó la calentura, apenas pudo hacerse la tanga a un lado antes que su amante casado le hiciera picadillo el hoyo.

10 min
Descripción

Aunque ella le prometió al marido que ya no volvería a ser infiel, anoche terminó con la pucha mojado en un motel. Era las diez de la noche, entonces su celular vibró. Al ver el nombre del contacto, la panocha le palpitó y las tetas se le pusieron duritas. El texto era de su amante favorito, un hombre grande y musculoso. Con tan sólo imaginar sus pesadas manos exprimiendo su culito, la vagina le escurrió. Así que subió a toda prisa a la habitación, se cambió de ropa y salió rumbo al motel. Como de costumbre, su picador estaba en la alcoba de siempre. Adentro del cuarto, estaba el amante con su verga enorme y firme como un tronco. Así que ella se apresuró a ponerse de rodillas y a meter la cabeza entre las rodillas. De este modo, la señora hizo una mamada apasionada y trepó encima del hombre para galopar.