XXX » Sexmex » ¡La porquería no tiene límite! A este abuelo se le sigue poniendo bien dura la verga y necesita de panochas jóvenes.

¡La porquería no tiene límite! A este abuelo se le sigue poniendo bien dura la verga y necesita de panochas jóvenes.

59 min
Descripción

Qué tal el ruco, más de 60 años y el leño todavía se le pone duro. Gracias a que el viejo hizo una buena cantidad de dinero durante su juventud, ahora se puede pagar a una jovencita que lo atienda día y noche. Por este motivo el viejo calenturiento anda remojando la brocha en la conchita de una morrita de 19 años, que traga de ganar dinero para pagar la carrera. Lo bueno es que con el viejo no le falta el dinero, pero es sí, debe complacer al vejete en todas las cochinadas que se le ocurran. Por lo general siempre termina comiendo los mecos amargos del anciano, que perdieron su vitalidad y ya no saben dulce como los espermas de los jóvenes. Otra de las aficiones del anciano jarioso es cogerla de misionera, porque le puede clavar la verga hasta el fondo al mismo tiempo que le manosea las nalgas como pulpo y le lame la mejilla como perro.