La esposa se queda sola en casa y aprovecha para echar un palo sabroso en la cocina, donde cocina alimentos.
2.458 visitas
La esposa se queda sola en casa y aprovecha para echar un palo sabroso en la cocina, donde cocina alimentos.

La joven esposa tiene una pierna encima de la barra de la cocina, mientras el vecino le atora el chile por detrás. Como la esposa es muy joven, apenas 20 años, se aburre en su casa sin hacer nada más que el aseo. Así que un día cuando se picaba el chocho y miraba porno por internet, recibió un mensaje de un viejo amigo. Ella tuvo la cachonda de idea de invitarlo a su casa, para ver si eso podía acabar en unas buenas cogidas. No fue necesario provocarlo mucho, el morro venía ansioso de perforar una panochita. Así pues, los cabrones no cruzaron palabra, pronto se entregaron a los vicios de la carne. EL morrito le había bajado los calzones y ahora le lamía el ano, en combinación con unas mordidas en el firme pedorro. Después, el amigo la llevó a la cocina, la colocó contra la barra. Levantándole una pierna, le atoró el camote.

Embed