XXX » Incesto » La ahijada fue a visitar al padrino porque estaba enfermo, enfermo sexual y necesitaba coger una tierna panocha.

La ahijada fue a visitar al padrino porque estaba enfermo, enfermo sexual y necesitaba coger una tierna panocha.

8 min
Descripción

Cuando la sexy morenita supo que su padrino estaba enfermo fue a visitarlo, no pensó que se la cogería. Desde muy chica, la morena culona fue muy apegada al padrino. Ahora que el viejo cayó en enfermo, ella lo visitó de inmediato. Cuando llegó a su casa, el viejo le abrió la puerta. El maduro lucía sano y fuerte, pero algo inquieto. “Mi enfermedad sólo la puede curar una mujer, hijita. ¿Estarías dispuesta a ayudarme?”, dijo el padrino. La morra aceptó y en consecuencia el viejo le pidió que se empinara. Entonces el ruco comenzó a frotar el redondo culo, incluso metió los dedos en la panochita. “¡Padrino, qué hace, eso me excita!”, gritó la morrita. Sin poner atención, el padrino introdujo su verga gruesa como tronco y la fornicó. La morrita experimentaba un ardiente placer, nadie la había cogido así. Fue tal el gozo carnal, que ella pidió los mecos en la boca y los tragó con devoción.