XXX » Mexicano > Esta morra anda de calienta huevos y a la mera hora se rajó, pero el maduro la obligó a que le ordeñara la verga.

34 min
Descripción

Seguramente tú también te has encontrado con esas viejas calienta huevos, pero que al final no cogen. Pues esta morra de 23 años es una de ellas, sólo que no pensó que el viejo le saldría más cabrón. Hace un par de meses, esta morra de enormes tetas andaba coqueteando con este maduro casado. Luego de varias salidas a comer y a beber, el viejo que quería reventarle la panocha a la morra. La vieja aceptó y se fueron a un departamento del maduro, pero a la hora de ver la vergota parada se rajó. Lógicamente, esta situación encabronó al maduro. “No mames, ahora te vas a tragar la verga y le vas a sacar toda la leche. Yo soy casado, no puedo andar con tus chingaderas de mocosa”, dijo el maduro. La pobre morra se intimidó y se puso a mamar la verga obedientemente, hay que reconocer que lo hacía muy bien. Luego de unas buenas mamadas, al maduro le salió toda la lechita.