XXX » Escorts » Página 4

Videos Escorts XXX

En México abundan las prostitutas. Por eso hay tantos videos pornos cogiendo con ellas.

 

Acá en México, el que no coge es porque no quiere. Las prostitutas abundan. Están por las calles, en los antros, en las rutas, y muchas pero muchas hembras en las redes sociales y paginas de acompañantes. Solo tienes que hacer alguna chambita para ganarte unos pesos. Luego los inviertes en sexo y placer. En mi caso navego mucho por los sitios de acompañantes porque me gusta invertir fuerte, pero de la misma manera en que me gusta poner mis buenos pesos, me gusta coger putas de calidad. Putas con aspecto a estrellas porno.

 

Trabajadoras sexuales nos muestras las tetas para tentarnos.

 

Nuestras putas hacen lo que sea necesario para conseguir clientes. Y cuando digo lo que sea, me refiero a caminar por las calles prácticamente desnudas. Polleras diminutas que casi ni se ven y las tetas prácticamente al aire. Me encanta parar en auto y hacer que me muestren las tetas. Eso si… primeo voy por diversión, pero al final termino cogiendo con una puta o mas. Es muy tentador ver a una puta casi desnuda ofreciendo toda su mercadería.  Ideal para meterla en el asiento de atrás, ponerla en cuatro patas y clavarla hasta el fondo.

 

Las prostitutas mexicanas cogen por placer o por dinero?

 

El dinero no es un detalle menor para nadie. Por supuesto que lo hacen por dinero, pero también hay que decir que a nuestras prositutas mexicanas les gusta el sexo y mucho. Y más aun cuando toca un cliente bien parecido. Si es uno bien guapo, cogen a morir. Le dan placer de todas las formas posibles. Sencillamente quieren dejar a ese cliente satisfecho para que vuelva por más. De esa manera ambos lo pueden disfrutar. Pero cuando tocan esos gordos sucios con olor a culo, la verdad que es toda una tortura. Como todo trabajo tiene sus cosas buenas y cosas malas.

 

 

Rameras chilangas se dejan terminar dentro de la boca.

 

En su mayoría nuestras mexicanas son un tanto gorditas. Las flacas escasean. Y la razón es simple, es una mujer que le gusta comer. En realidad no le hacen asco a nada. Por eso tienen la fama de comilonas y/o tragonas. No solo que se comen un buen trozo de carne, sino que se toman todo lo que venga después. Si señor, se toman toda la leche caliente. Fanáticas de los mecos y finales felices. Ellas son así por naturaleza, por eso nuestras prostitutas no tienen problemas en dar mamadas sin preservativo o dejar que se vengan dentro de su boca. Sencillamente lo disfrutan, saborean y tragan.

 

 

Escorts nivel VIP para los narcos adinerados.

 

En México no solo existen las prostitutas paradas al lado de las rutas para los camioneros. También tenemos esas Escort de alto nivel para la gente adinerada. No importa si eres un poderoso narco o un gran empresario. Aquí hay acompañantes para todos. Las prostitutas mexicana de alto nivel, tienes sus tetas operadas y sus culos bien trabajados. Son golfas que comen bien y que hacen mucho ejercicio en el GYM. Solo quieren tener buenos cuerpos, quieren sentirse bien por eso siempre se visten de manera muy excitante. Lo mejor de todo es que cualquiera puede tirarse a una golfa de esta. No necesariamente tienes que ser millonario, sino que debes trabajar un buen rato y ahorrar bastante como para cumplir una fantasía realmente espectacular.

 

Videos porno de acompañantes de lujo cogiendo duro.

 

Cuando un empresario de mucho dinero llama a una acompañante de lujo, es porque se quiere coger a una hermosa prostituta. Pero ojo, no quiere que nadie se entere de esto. Y la razón es bastante obvia. Son personas casadas con  hijos y todo el rollo. Pero cuando un narco cabrón llama a una puta vip, si o si quiere filmarse cogiendo para luego compartirlo con sus amigos. Por esa misma razón vemos tantos videos de putas finas cogiendo de chivito al precipicio o montando mientras sus tetas saltan para todos lados. Porque cuanto toca un cliente poderoso y de mucho dinero, tienes si o si que dejarte hacer lo que quieras. Y claro… nosotros no solo que podemos disfrutarlo, sino que lo compartimos contigo.