El viejo pelón se cogió a la chacha porque la culera tiene unas tetotas que parecen papayas. Obvio, eyacularon sus tetas.
2.223 visitas
El viejo pelón se cogió a la chacha porque la culera tiene unas tetotas que parecen papayas. Obvio, eyacularon sus tetas.

El patrón no pudo más y le puso una buena cogida a la chacha, pues sus tetas son un vicio. Cuando el patrón conoció a la chacha que contrató su esposa, se quedó con la boca abierta. La pinche señora tenía unas tetas gordas y largas comas sandías. Mucho tiempo el viejo aguantó la tentación. Sin embargo, en la primera ocasión que se quedó solo con la señora se la cogió. Así pues, aprovechando que la esposa fue al spinning, el viejo llamó a la empleada. Fue claro y directo: “usted tiene unas tetas enormes, me la voy a acoger o la ponga de patitas en la calle”. Como la señora también es muy puta, aceptó echar pata con el patrón. El viejo empezó a encularla de perrito. Después la puso a mamar verga un buen rato, antes de pasar a montar de vaquera. Desde luego, cuando llegó la hora de venirse eyaculó en las pechugas.

Embed