XXX » Culioneros » Cuando llevas una perra por dentro no puedes negarlo: apenas siente el cabezón en su panocha y empieza a menear sabroso el culito.

Cuando llevas una perra por dentro no puedes negarlo: apenas siente el cabezón en su panocha y empieza a menear sabroso el culito.

7 min
Descripción

Desde adolescente se veía que esta morra iba a ser buena para las cogidas, apenas se le abultaron las tetas y el culito se le paró y ya andaba con morros de 20 años. Desde siempre le ha gustado darse sentones en la verga, sentir que sus nalgas rebotan contra las bolas sudadas y calientes de un macho. Este apetito de verga la ha llevado a convertirse en un peligro para las demás mujeres, ya que esta cabrona no respeta matrimonios y coge con cuanto vergudo le proponga unas metidas. Últimamente ha estado abriendo el culo para un arquitecto, al cabrón le encantan las formas curvas de sus nalgas. A ella lo que le importa es que le cumpla los caprichos y que la verga le dure tiesa un buen rato, para que ella puede menear sabroso su culo y alcanzar los orgasmos que tanto le gustan. La calidad de esta hembra para coger está garantizada.