XXX » Morritas XXX » “¡Ah, pero qué verguiza le puse a mi sobrina! La agarré cuando estaba en la lavadora y la culié bien sabroso”.

“¡Ah, pero qué verguiza le puse a mi sobrina! La agarré cuando estaba en la lavadora y la culié bien sabroso”.

5 min
Descripción

“Al final, la cabrona de mi sobrina estaba abierta de patas y la pucha la tenía bien babosa. Hace dos meses que llegué a vivir a casa de mi sobrino. Como tengo 50 años y no tengo familia, no quieren que viva solo. El pedo es que la esposa de mi sobrino esta bien buena la culera, tiene el pedorro grasoso y le cuelgan los chicharrones. A veces le agarró las nalgas cuando está cocinando, pero ella no se enoja, piensa que son delirios de anciano. Mejor para mí. Sin embargo, me cansé de tortearle el pedorro. Por eso la espié mientras lavaba. La perra traía un vestido rojo, casi transparente, y se le veía la tangota. Yo no me pude resistir y le arrimé la verga cabezona. Mi sobrina volteó y me vio asustada, pero ya era muy tarde. La subí a la lavadora y me la chingué de misionero, me sentí joven de nuevo”.